No les pasa que, a veces cuando vas por la calle caminando, esperando el metro, o ya viajando en el mismo; se les ocurren una, o dos, o dos mil ideas distintas.
Formas de plantear y replantear las soluciones a los problemas mas sencillos de la vida. El pensar….si yo hubiera hecho, si yo fuera el, haría aquello ofrece un sin fin de respuestas de crítica y mejor aún de autocrítica. Lo pero de todo que todos estos pensamientos se disuelven, como un buen sueño (porque las pesadillas usualmente se tienen a recordar), un sueño más que no se puede recordar y está condenado a morir en el olvido o en lo más profundo de nuestro subconsciente.
De ahí la naturaleza de hacer este blog; para poder expresarme, escribir, actuar y redactar de manera flexible y eficiente lo que se me venga en gana. Hacer introspección y poder purificar el día, semana o mes a través de las palabras, y quien quita…si, un día se me ocurra una verdadera buena idea que pueda ser de utilidad para la gente.

Anuncios